Parpados | Blefaroplastía

La blefaroplastia o cirugía estética de los parpados está destinada a corregir las alteraciones producidas por el paso del tiempo. Contrariamente a las antiguas creencias, que postulaban cirugías extremadamente resectivas, hoy tendemos al reposicionamiento de estructuras para dar un aspecto armónico y rejuvenecido. Tratamos el exceso de piel y bolsas elaborando un protocolo quirúrgico adaptado a la necesidad de cada paciente para evitar los estigmas de “parpados operados” como “ojo redondo”, “hundido” o “mirada sorprendida”.

En el parpado superior, ubicamos la incisión en el pliegue del mismo, ocultándola. Se quita una cantidad conservadora de piel, se tratan las bolsas y se preserva el musculo orbicular de los parpados responsable del cierre de los ojos. En casos de descenso marcado de las cejas se trata esta condición y se ajusta el exceso de piel a extirpar del parpado superior.

En el parpado inferior, frecuentemente empleamos la técnica transconjuntival sin cicatrices externas para tratar los tejidos, acortar visiblemente el parpado inferior y rejuvenecer la mirada.

Antes de toda cirugía de parpados se realiza un minucioso examen oftalmológico. En el postoperatorio, el paciente habitualmente puede retomar sus actividades al cabo de 72 horas.

Formulario de contacto